• JC Igartua

¡ROBERTO MARCOS SAPORITI: EL ARQUITECTO DEL EQUIPO DE LA DÉCADA!



En 1991 Roberto Marcos Saporiti llega a México para hacerse cargo de la dirección técnica del Necaxa que venia en un proceso lento pero positivo de la mano de Cayetano Re, Aníbal Ruiz y Eduardo Lujan Manera quienes tenían ya una inmejorable orquesta de brillantes solistas, pero incapaces de hacer una interpretación en conjunto.

Roberto se hizo cargo del Necaxa por las temporadas 1991-92, 1992-93 y 1993-94 y sus resultados fueron excelentes:

En la 1991-92, Necaxa termino en primer lugar de su grupo y segundo lugar de la tabla general con 46 puntos y fue eliminado en semifinales por el Puebla que llego al Estadio Azteca y se tiro atrás con todo.

Para la 1992-93 Necaxa nuevamente fue primer lugar de su grupo y fue superlíder de la tabla general con 54 puntos, y esta vez fue su acérrimo rival en el Clásico Añejo, el Atlante, quien lo elimino en los cuartos de final ante la desilusión de los aficionados necaxistas.

Finalmente para la 1993-94, Necaxa termino segundo lugar de su grupo y noveno en la tabla general y fue eliminado en la Reclasificación por el América.

Necaxa era el equipo que practicaba el futbol más brillante del torneo mexicano. La afición necaxista se empezaba a reflejar cada vez mes en las taquillas.

Pero directiva y afición no se conformaban solo con buenos números y buen futbol. Querían la cereza del pastel y esa no era más que un campeonato.

Para la temporada 1994-95 llega a la Presidencia del Necaxa el gran ídolo Enrique David Borja y este le da las gracias a Roberto Saporiti y trae a Necaxa a Manolo Lapuente quien fuera centro delantero de Necaxa en los años sesentas y muy bien recordado por la afición, y es precisamente Manolo quien ordena a los brillantes solistas de los Rayos y los convierte en una gran orquesta que al fin de cuentas seria el Equipo de la Decada de los Noventas.

Pero seriamos muy injustos si no le damos el mérito que le corresponde al gran Roberto Marcos Saporiti, quien por lo menos desde mi muy particular punto de vista, fue el artífice del cambio, Necaxa se volvió un equipo sumamente atractivo a la tribuna de la mano de Roberto, y no fue campeón de su mano por las cosas del futbol que no siempre hace justicia a quien lo merece.

De ninguna manera pretendo quitarle mérito a Manolo Lapuente, pero seriamos muy injustos si no reconocemos que los cimientos y el proyecto fueron de Roberto Saporiti y de alguna manera se sacrifico un poco de la espectacularidad del Necaxa de Saporiti en aras de los campeonatos de Manolo Lapuente.

¡Gracias Roberto Marcos Saporiti por haber sido parte fundamental del Equipo de la Década!

118 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo