top of page
  • JC Igartua

“JALISCAZO” DEL NECAXA Y CAMPEONATO DEL INVIERNO 98


El 21 de agosto de 1923 en el seno de la Compañía de Luz y Fuerza y cómo producto de la fusión del Luz y Fuerza y el Tranvías nacen los Electricistas del Necaxa.

En los 95 años de vida que hasta ahora tiene, el Necaxa ha sufrido dos desapariciones y dos descensos.

La primera desaparición del Necaxa ocurre en el 18 de abril de 1943 cuando juega contra el España a quien derrota 4 goles por 3, justo un día antes su Presidente el Ingeniero Cesar Pedrazzi anunciaba que el Necaxa se iba del fútbol. Necaxa había nacido amateur y moriría amateur y no estaba de acuerdo con la profesionalización del fútbol Esta no era la verdadera razón, sin embargo, hoy no hablaremos de ello.

Necaxa se va del fútbol del 18 de abril de 1943 al 25 de Septiembre de 1950 que en el viejo Parque de Oblatos ingresa al Fútbol Profesional.

Esta ausencia no permitió a Necaxa celebrar su 25 Aniversario en 1948.

En el año de 1971 el Necaxa ahogado en deudas es vendido a un grupo de inversionistas españoles que le cambian el nombre por el de Atlético Español y por segunda ocasión la gran afición necaxista se queda sin equipo hasta el año de 1982 en que los dueños del Atlético Español deciden devolverle a la afición al Necaxa.

Esta segunda ausencia tampoco permitió al Necaxa celebrar en 1973 lo que era su 50 Aniversario.

Pero llego la Década de los Noventas donde Necaxa se convierte en el Mejor Equipo del Fútbol Mexicano: gana Liga, Copa y Campeón de Campeones 94-95 y CONCACAF, en 1996 se convierte en Bicampeón de Liga y en 1998 gana el Torneo de Invierno de 1998 a la Chivas Rayadas del Guadalajara en el mismísimo Estadio Jalisco y de esta manera poder celebrar con bombo y platillo el 75 Aniversario de este glorioso equipo.

En esos días, los tapatíos todavía tenían el apodo de "Super Chivas", dirigidas por Ricardo Ferretti que todavía saboreaban la gloria del título obtenido ante Toros Neza en el Verano de 1997, mientras que los Rayos ya contaban con Raúl Arias como entrenador, aunque con el poderoso recuerdo de Manuel Lapuente.

El Rebaño Sagrado era ampliamente favorito para quedarse con el trofeo, sobre todo después de que el partido de ida en el Estadio Azteca terminó empatado sin anotaciones, y el hecho de que la llave se cerrara en el Estadio Jalisco parecía un factor determinante en favor del Guadalajara.

Sin embargo, aquel 13 de diciembre de 1998 tenía una versión distinta que contar; todo se comenzó a venir abajo para Chivas a los 25 minutos del encuentro, ya que después de que se marcara un penal en su favor, Alberto Coyote no aprovechó la oportunidad y con un tiro poco preciso ayudó a que Adolfo Ríos atajara la pelota.



En ese momento surgió un episodio polémico, pues más allá de que Coyote falló esa pena máxima, la afición le reprocha a Luis García no haber tenido el valor de cobrarlo, siendo él una de las figuras del club en ese momento.

El penal fallado pegó por completo en lo anímico de Chivas, situación que fue bien capitalizada por Necaxa que de la mano de los goles de Salvador Cabrera y Sergio Vázquez, se adjudicó el triunfo por 2-0 y con ello levantar su tercer título de liga, dejando en la historia el famoso "Jaliscazo".

Cabe recordar que los Rayos eliminaron en Liguilla a los tres equipos de Jalisco, dejando atrás a Tecos en cuartos de final, al Atlas en semifinales y al Rebaño en última instancia.

Después de esa final, a Chivas le costó ocho años levantar un nuevo campeonato de liga (Apertura 2006 vs Toluca) mientras que el hoy equipo de Aguascalientes no ha podido sumar otra estrella a su escudo.



29 visualizaciones0 comentarios