• JC Igartua

¡ANGEL “RAMBO” SOSA: EL SOBRINO DEL PRINCIPE DE LA CANCIÓN!



¡Vaya personaje! Parecía mercenario en misión suicida, sin embargo, sus preferencias vocacionales iban del futbol a la bohemia. Finalmente se decidió por el futbol, pese a ser sobrino de José José.

Sin embargo, también se daba su tiempo para en compañía de sus primos Pepe y Marisol acompañar en muchas de sus giras al tristemente desparecido Príncipe de la Canción.

Pero vayamos al futbol.

La vida futbolística no fue fácil para el buen Rambo. Deambulo por varios equipos hasta que logro afianzarse en el Necaxa.

Empezó en las fuerzas básicas de Cruz Azul y después a Pumas, sin lograrse establecer con ninguno de los dos, pero en un segundo intento Cruz Azul le dio la posibilidad de ingresar a fuerzas inferiores, y ahí, bajo el mando de Nacho Flores fue a una gira por Europa a la vuelta de la cual le dijeron ¡Gracias por participar!

Pero ya saben ustedes que cuando mas oscuro esta el cielo mas cerca esta el amanecer y así le sucedió al Rambo. Resulta que a su salida de Cruz Azul se le ocurrió ir a probarse al Xochimilco de la Tercera División Profesional que justamente en ese momento dirigía Enrique “Ojitos” Meza y es precisamente este gran director técnico mexicano quien lo hace debutar en Primera División con el pintoresco equipo, ya desaparecido, de los Toros Neza.

Pero al ritmo de Los Ángeles Negros, la estadía del Rambo en Neza solo le sirvió para debutar y fue “Debut y Despedida”, lo que lo llevo a colgar los botines de futbolista y volverse a poner sus botas de casquillo que fueron las que le dieron el apodo de Rambo.

En la temporada 1998-99 tiene su primer contacto con el Club Necaxa al brindarle la oportunidad de jugar con los Truenos de Cuautitlán donde entre otros jugaban Alfredo “Chango” Moreno, recientemente fallecido y Carlos Ochoa.

Después de esta experiencia, Ángel otra vez se queda sin equipo y no vuelve hasta 2001 en que nace la franquicia de Primera A del Real San Sebastián y donde se vuelve el goleador del equipo.

Al final de este torneo, el bien amado por muchos y odiado por otros Raúl Arias, tan excéntrico o mas que el propio Rambo lo invita a jugar con los Rayos del Necaxa, pero sabiendo que es sobrino de José José, le pone como condición que cante una canción a capela a la directiva del Necaxa. ¡Hágame usted el favor!

Pero como “De casta le viene al galgo”, Ángel cumple con el encargo y canta "Almohada" (hay quien dice que fue mas de una canción y bien acompañada, ya saben ustedes que el Príncipe además del canto se le daba mas que bien el ron y Rambo era de la familia.

Así empezó la carrera del Ángel con Necaxa donde permaneció por cinco temporadas, entre ellas la del Verano 2002 donde le toco jugar la final contra el América.

Fue un jugador muy querido por la afición necaxista gracias a su entrega, garra y amor a la camiseta.

En esas cinco temporadas Ángel participo en 83 juegos anotando 17 goles y en partidos de carácter internacional jugo 8 mas, pero sin anotaciones.

¡Todo un personaje! ¡Futbolista, Bohemio y Rambo!






37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo