• Pinterest - Círculo Negro

©2019 by X. Proudly created with Wix.com

  • JC Igartua

SIN PRESUPUESTO, POR MÉRITOS PROPIOS



A continuación les comparto la opinión de Jose Luis Cuevas a traves de la pagina LOPEZDORIGA digital:

Necaxa desde su regreso a Primera División tiene un par de Liguillas, fue semifinalista ante América con Edson Puch como estandarte y quedó eliminado en Cuartos de Final del torneo pasado por Monterrey por la posición de la tabla y en la serie ya no pudo contar con su estrella Brian Fernández

En una liga como la nuestra se le da menos valor al romanticismo que puede llegar a entregar la pelota, hace unos meses cuando León apuntaba a ganarlo todo, tras una campaña histórica, nuestro formato se encargó de recordarnos que la Liga no tiene oportunidad de aplauso sin hacer una buena Liguilla, ¿Se imaginan qué hubiera sido del Leicester City de Inglaterra en 2016 si su torneo tuviera fase final?

Llevo días pensándolo y aunque sé que en nuestro torneo el que llegue mejor a la Liguilla puede ser campeón, la ilusión sigue alimentando a la razón, sobre todo porque pocos equipos tienen tantas cosas en común en su interior. Necaxista por convicción, porque de niño vi leyendas levantar trofeos, grupos de futbolistas que no tenían límites -humillando rivales-, porque sufrí y padecí dos descensos como si fueran problemas de vida, con el tiempo entendí y encontré el lugar para el Necaxa: pelear por no descender, -desde los tiempos de Raúl Arias- priorizar el no perder.

Muchos me preguntan ¿por qué le voy al Necaxa?, y respuestas nunca faltan, es más, cuando contraataco en la charla de ¿por qué le van a tal o cual equipo?, ellos sí piensan mucho sus respuestas. Debo confesar que este torneo no me ilusionaba nada, antes que periodista, comentarista, uno es aficionado, ahí el gusto por esta profesión que nunca podré verla como trabajo.

Previo al torneo, ya me había tocado ver al Necaxa en la Supercopa MX, la goleada de Cruz Azul y las declaraciones de Guillermo Vázquez (“yo trabajo con lo que me dan”), solo me dijeron una cosa: , este torneo vamos a sufrir. La Fecha 2 de este torneo en CU insistió, que aquel partido ni destellos, ni futbol, ni nada, debo confesar que al minuto 75 me fui del Estadio con una nueva derrota. Desde entonces Necaxa solo ha perdido un par de juegos más, ante Tigres y León (los finalistas del torneo pasado), hablaba del Leicester City al arranque del texto porque son esas historias fascinantes las que fortalecen al aficionado, el mismo Leicester de Ranieri tuvo que callar bocas durante 38 partidos y por ahí del juego 30 comenzó a hablar de la ilusión que podía generar ganar la Premier League. Acá igual, la opinión pública habla bonito del actual líder del torneo, pero nadie pondría hoy sus centavos por verlos levantar el título (si no fuera aficionado al rayo, también sería uno de ellos).

Y es que en el torneo mexicano ser campeón no es ser el que más puntos tiene, Necaxa la tiene más compleja que el Leicester City mismo, porque aunque el convencimiento al interior tras ser líder en la Jornada 13 está, la paridad de plantel y la Liguilla obliga a volver a empezar, no obstante, es precisamente la paridad la que ilusiona a los débiles y presiona a los obligados. Ahí el débil Necaxa, el que “trabaja con lo que le dan”, puede hacer una historia fascinante.

Necaxa desde su regreso a Primera División tiene un par de Liguillas, fue semifinalista ante América con Edson Puch como estandarte y quedó eliminado en Cuartos de Final del torneo pasado por Monterrey por la posición de la tabla y en la serie ya no pudo contar con su estrella Brian Fernández, el presente, la plantilla, el momento, pero sobre todo el estratega, llena de ilusión a ellos, los que nunca asisten al modesto Estadio Victoria, pero señalan siempre en la adversidad: la afición, esa que está regada en minorías por todo el país.

Es el D.T. Guillermo Vázquez Herrera la principal carta para pelear por lo que merece, un técnico ejemplar que estuvo a segundos de quitarle a Cruz Azul la bolsa de pan de la cabeza (Clausura 2013) y que incluso pudo dirigir el Mundial de 2014, sumado a jugadores que han caído con el pie derecho en México como Maxi Salas o Mauro Quiroga, elementos insignia que viven su mejor momento como Felipe Gallegos, jóvenes promesas como Cristian Calderón y Jesús Ángulo, y un arquero “ninguneado” estúpidamente en Monterrey como Hugo González, son los que tiran como punta de lanza de las ilusiones de los amigos de Don Ramón, Jorge Ortiz de Pinedo y hasta del ex presidente Ernesto Zedillo.

Memo Vázquez ha realizado 53 puntos en dos torneos con Necaxa, el mejor puntaje desde los tiempos de Raúl Arias (último D.T. campeón de Liga con Necaxa), actualmente comanda el campeonato con la nómina número 15 de 19 en cuando a valor se refiere. Su equipo tiene al líder de goleo (Mauro Quiroga con 8), es una de las 4 mejores ofensivas (26 goles anotados), la sexta defensiva (16 goles recibidos) y sin ser espectacular, cada vez juega mejor, será el pasar de las jornadas y la liguilla la que indique para qué están los rayos; mientras tanto y como desde hace años no pasaba, Necaxa vuelve a ser líder, sin presupuesto, por méritos propios.