top of page
  • Foto del escritorJC Igartua

NECAXA VICTIMA DE SU INOPERANCIA OFENSIVA SOLO ES CAPAZ DE RESCATAR UN PUNTO EN CD.JUAREZ.



Los Rayos enfrentaron esta noche en el Estadio Olímpico Benito Juárez a los Bravos de Ciudad Juárez. El partido culminó con empate a un gol.

El estratega de los Rayos, el profesor Andrés Lillini, mandó de arranque a Hugo González; Josecarlos Van Rankin, Alexis Peña, Fabricio Formiliano, Agustín Oliveros; Maximiliano Silvera, Joaquín Esquivel, Fernando Madrigal; Damián Batallini, Edgar Méndez y Ricardo Monreal.

Por parte de los Bravos, el profesor Hernán Cristante inició con Alfredo Talavera; Adrián Mora, Carlos Salcedo, Jaime Gómez, Maximiliano Olivera; Javier Salas, Alan Sonora , Alan Medina, Diego Chávez; Jordan Sierra y Gabriel Fernández.

El partido inició muy movido en la frontera, con ambas escuadras analizando a su contrincante, pero siendo muy intensos en la marca y presionando en todos los sectores obligando a la equivocación. Los primeros en bajar las revoluciones fueron los de Aguascalientes, que con mucha idea empezaron a gestar jugadas con muy buena aproximación al arco defendido por Alfredo Talavera. El ataque de los Rayos se generó por varías vertientes, siendo el disparo de larga distancia el que más se repitió, siendo una de las más claras el disparo de Damián Batallini que se estrellaría en el poste. Los de Bravos tuvieron chispazos y se aproximaron en algunas ocasiones a la meta de los Rayos, sin embargo, la defensiva de los visitantes estuvo muy ordenada y resolvió sin problema alguno los intentos de los fronterizos, manteniendo así su portería sin goles. El momento anímico de los Rayos era muy positivo y conscientes de ello se abalanzaron al frente durante los últimos minutos de la primera mitad y en donde a pesar de la insistencia, no se conseguirían mover las redes. La primera mitad culminó con empate sin goles en Ciudad Juárez.

En el arranque de la segunda mitad, los Rayos se vieron obligados a hacer una modificación, por lo que entraría Juan Pablo Segovia al encuentro; Agustín Oliveros fue quien abandonó. Con la modificación, los de Aguascalientes continuaron con la presión intensa y fue de esta forma que al minuto 51’, provocarían que el rival perdiera la pelota en el medio campo, apoderándose de ella Edgar Méndez quien, tras un largo traslado, quedó frente al arquero rival y con un gran derechazo logró anotar el primero para los de Aguascalientes. Luego de la anotación el profesor Andrés Lillini movería nuevamente su cuadro y para el minuto 63’ mandaría a Ricardo Monreal y Facundo Batista al compromiso. A pesar del buen funcionamiento de la escuadra de Aguascalientes, los locales encontrarían al minuto 67’, el gol que igualaría las cosas; Tomás Molina fue quien anotó. El gol inyectó confianza a los locales que aprovecharon el momento anímico y por algunos minutos estuvieron pisando el área rival, situación que no agradó al banquillo necaxista por lo que al

minuto 78’, el estratega de los Rayos mandaría su último cambio con la incorporación de Rogelio Cortéz al cotejo. El ingreso del canterano le otorgó dinamismo al medio campo de los de Aguascalientes, que mantuvieron la intención ofensiva. Los minutos finales del partido se vivieron con un buen ritmo y a pesar del desgaste físico, los de Aguascalientes no bajaron los brazos en la búsqueda del gol. El final del partido llegaría con el silbatazo del central, indicando la igualada a un gol en suelo fronterizo.



23 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page