• JC Igartua

NECAXA MOSTRO MEJORIA PERO SOLO LE ALCANZÓ PARA EMPATAR CON EL AMERICA.



Pasan los años, los torneos y la casa de Necaxa sigue siendo una aduana en donde las Águilas no pueden volar. Los cielos hidrocálidos no son favorables para el ave y pese al favoritismo con el que llegaron a la cita de anoche, mostraron una cara inoperante, con poco futbol y en líneas generales, fueron superados por unos Rayos que merecieron más, pero no estuvieron finos a la hora de la definición.

La repartición de puntos se decretó con los goles de Vilas y Passerini, uno para cada bando y ahora, el liderato general de los de Coapa quedó comprometido.

La aduana de Aguascalientes representaba un doble filo para América, ya que por un lado, mediría fuerzas ante un Necaxa que llegaba a este cotejo como último lugar general, pero por el otro, el estadio Victoria significaba una aduana que históricamente le pesa a los azulcremas, por lo que salir de ahí con las tres unidades no sería tarea fácil para el cuadro de Miguel Herrera, quien apostó por la continuidad de su oncena luego del triunfo de la semana pasada ante Tijuana.

La necesidad de salir del fondo de la clasificación llevó a Necaxa a proponer un escenario donde tuvieran la iniciativa. Los Rayos se hicieron de la posesión y jugaron en territorio americanista por lapsos de tiempo considerables, pero a pesar de eso, se vieron rápidamente abajo en el marcador.

Un trazo largo fue bien recibido por Federico Viñas dentro del área. El joven uruguayo tuvo todas las facilidades para bajar la bola de espaldas al arco, girar, acomodar el cuerpo y meter un potente zurdazo, imposible para Malagón pese a la estirada. ¡Gol de América!

Lejos de ser un golpe anímico importante, los rojiblancos siguieron con el control de las acciones. Lucas Passerini insistía, peleaba con los dos centrales de las Águilas, los anticipaba y normalmente les ganaba los duelos individuales, pero no conseguía contagiar a sus acompañantes en el eje de ataque para sumarse al esfuerzo.

El propio Passerini tuvo la más clara para los hidrocálidos. Un tiro libre viajó hasta el corazón del área emplumada, el argentino le ganó el salto a Bruno Valdez, conectó de cabeza y el empate parecía llegar, pero no, se fue apenas desviado.

La mala fortuna también jugaba en contra de Necaxa. Idekel Domínguez se tuvo fe y probó de media distancia. Su tiro llevaba potencia y colocación, mas el travesaño se interpuso en el viaje. Se salvaban los Millonetas y se iban con la ventaja mínima al descanso.

En el amanecer del complemento, Necaxa encontró el premio a su propuesta. Luis Reyes le tiró un planchazo a Unai Bilbao dentro del área y aunque de inicio no se había señalado nada, el VAR detectó la falta, misma que Jorge Isaac Rojas revisó y confirmó. Penalti para los Rayos.

Lleno de confianza por su buena actuación individual, Passerini tomó la bola, se perfiló desde el manchón penalti y con maestría ejecutó, colgó la bola del ángulo superior derecho. ¡Gol de Necaxa! Los cartones estaban igualados y lo mejor parecía que estaba por venir.

La confianza invadió a los locales y lo reflejó Ricardo Chávez con un tiro potente, lejano. Ochoa intentó quedarse con el esférico, pero lo escupió y en el contrarremate la de gajos rodaba hacia el fondo, pero Bruno Valdez se revolvió sobre la línea para evitar la caída de su meta.

Al notar que su equipo era superado, Miguel Herrera modificó, mandó a Henry Martín para acompañar a Viñas en la delantera y preocupar un poco más a los zagueros necaxistas.

Conforme se acercaba el final, tanto Necaxa como América rompieron lanzas. Los dos apretaron en busca del tanto que les diera la victoria y por momentos el ritmo entraba en una ida y vuelta que insinuaba que el gol podría llegar.

El cronómetro se consumía y los papeles se invirtieron. América era incisivo, quería a como diera lugar el segundo tanto para volar de regreso a casa con los tres puntos en la bolsa, mientras tanto, Necaxa se replegaba y aguardaba paciente algún contraataque que sentenciara todo, pero no habían disparos que inquietaran a Malagón, solamente pelotas frontales que el muro rojiblanco rechazaba una y otra vez.

Al final, las Águilas se volvieron a quedar con las ganas de volar en cielos hidrocálidos. La cuenta sigue, son 13 años sin ganar un juego de Liga en ese campo y su liderato general quedó comprometido.

Por su parte, Necaxa ofreció más que en juegos anteriores, pero no le alcanzó, se tuvo que conformar con un punto que le sabe a poco y le sirve de nada para salir del sotano de la clasificación general.

Alfonso Sosa mandó a Ángel Malagón; Ricardo Chávez, Julio González, Unai Bilbao, Idekel Domínguez; David Cabrera, Claudio Baeza, Juan Delgado, Jhoao Rodríguez; Martín Barragán y Lucas Passerini. Por el contrario, Miguel Herrera alineó a Guillermo Ochoa; Jorge Sánchez, Bruno Valdez, Sebastián Cáceres, Luis Reyes; Richard Sánchez, Rubén González, Antonio López, Sebastián Córdova; Roger Martínez, Federico Viñas.


  • Pinterest - Círculo Negro

©2019 by X. Proudly created with Wix.com