top of page
  • Foto del escritorJC Igartua

EN GELIDO ESCENARIO Y ENTRE BOSTEZOS DE LA ESCASA GALERIA, RAYOS Y XOLOS EMPATAN A UNO.



Los Rayos recibieron en el Estadio Victoria a los Xolos de Tijuana. El partido culminó con empate a un gol en el marcador.

Los necaxistas comandados por Andrés Lillini saltaron al terreno de juego con Hugo González; Josecarlos Van Rankin, Juan Pablo Segovia, Alexis Peña, Agustín Oliveros; Maximiliano Silvera, Fernando Madrigal, Vicente Poggi, Heriberto Jurado; Facundo Batista y Edgar Méndez.

Por parte de los fronterizos, el profesor Ricardo Valiño mandó de inicio a José Rodríguez; Lisandro Lopez, Nicolás Díaz, Jair Díaz, Rodrigo Godínez; Kevin Castañeda, Lucas Rodríguez, Federico Lertora, Eduardo Armenta; Pedro Canelo y Braian Romero.

El marcador se movió antes del minuto de juego, los visitantes se adelantarían con un autogol de Juan Pablo Segovia, resultado de su intención por rechazar el centro visitante. La anotación sacudió a todos los necaxistas, que de inmediato se pusieron manos a la obra para intentar revertir la situación y mediante pases verticales por los costados, desbordes y buenos centros estuvieron intentando romper a la defensiva de los Xolos. El juvenil Heriberto Jurado fue muy desequilibrante por el costado izquierdo, en donde con mucha picardía estuvo agobiando a su marcador y generando jugadas de mucho peligro. La más clara por parte de los locales la tendría Maximiliano Silvera que luego de una buena reconversión ofensiva, Facundo Batista le dejaría la pelota en posición clara para un disparo que para mala fortuna pasaría desviado del arco visitante. Los Rayos tuvieron a los de Tijuana contra su portería el resto de la primera parte, sin embargo, los locales no pudieron descifrar la combinación para abrir el cerrojo Xoloitzcuintle por lo que se irían al descanso con el marcador en contra.

Previo al arranque de la segunda parte, el estratega Rayo modificaría su cuadro con el ingreso de Joaquín Esquivel y Ricardo Monreal; quienes abandonaron el partido fueron Maximiliano Silvera y Vicente Poggi. Los Rayos saltaron al terreno de juego con el firme propósito de igualar las cosas y desde los primeros minutos del complemento fue muy notorio el ímpetu mostrado por los necaxistas. Con mucha intensidad en la marca, los de Aguascalientes se fueron adueñando por completo de la esférica y generando las llegadas más claras de gol. Para el minuto 56’, el profesor Lillini movería por segunda ocasión sus piezas y mandaría a Diego Gómez y Brayan Garnica al compromiso. Los cambios vinieron a bien para los locales, puesto que se refrescó la media cancha y el costado derecho comenzó a ser fundamental para las opciones al frente por parte de los Rayos. El premio a la insistencia para los de Aguascalientes llegaría al minuto 69’, cuando en un recentro por el costado derecho de parte de Brayan Garnica, Agustín Oliveros con un gran remate de cabeza movería las redes visitantes igualando las cosas en el Estadio Victoria. Tras la anotación, el profesor Andrés mandó a Milton Giménez al partido, convirtiéndose en el último cambio para los Rayos. Los minutos finales del encuentro fueron de mucha intensidad para los necaxistas que no bajaron los brazos y mantuvieron la propuesta ofensiva en la búsqueda de quedarse con la victoria, sin embargo, el tiempo no alcanzó por lo que ambas escuadras terminarían por dividir puntos en suelo aguascalentense.



16 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page