• JC Igartua

EL LEÓN SE IMPUSO UN GOL POR CERO A LOS RAYOS DEL NECAXA.



El día de hoy por la noche, los Rayos recibieron en el Estadio Victoria al equipo de León. Los Rayos cayeron por marcador de 0-1 con la oncena de León.

Jaime Lozano mandó de arranque a Ángel Malagón; Idekel Domínguez, Fabricio Formiliano, Alexis Peña, Brian García; Fernando Madrigal, Fernando González, Dieter Villalpando, Heriberto Jurado; Luis García y Milton Giménez.

Por parte de los León, Ariel Holan alineó a Rodolfo Cota; Andrés Mosquera, William Tesillo, Jaine Barreiro, Osvaldo Rodríguez; José Rodríguez, Luis Montes, Elías Hernández, Jean Meneses; Omar Fernández y Víctor Dávila.

El partido inició bajo una mística diferente, en el Estadio Victoria se sintió una vibra que hace mucho no se respiraba y bajo ese gran apoyo, los dirigidos por Jaime Lozano salieron a encarar el encuentro en casa. Los primeros minutos sirvieron para que ambas escuadras se asentaran en el terreno de juego y analizaran tácticamente a su rival, conforme los minutos transcurrieron, los de Aguascalientes se fueron viendo mejor en el partido y comenzaron a tocar el marco de Rodolfo Cota con disparos de larga distancia, centros por los costados y triangulaciones. Para el minuto 32’, los visitantes se adelantarían en el marcador por la vía penal y en los pies de Víctor Dávila. A pesar del gol, los de Aguascalientes siguieron dominando el encuentro y generando llegadas de gol. La primera mitad culminaría con ventaja por la mínima diferencia para los de Guanajuato.

La segunda mitad inició sin cambios para los Rayos que salieron con la intensidad a tope en la búsqueda del empate. Al minuto 54’, Dieter Villalpando tuvo la primera clara que el arquero rival resolvió de buena manera.

Lozano modificó sus piezas en la búsqueda del gol y mandó al terreno de juego a Maximiliano Salas, Angelo Araos, Facundo Batista, Jesús Escoboza y Alan Medina quienes sustituyeron a Luis García, Fernando Madrigal, Milton Giménez, Dieter Villalpando y Heriberto Jurado respectivamente.

Tras los cambios, los de Aguascalientes se volcaron de lleno al ataque y comenzaron a agobiar al equipo rival en todos los sectores, teniendo la posesión del balón y generando por las bandas las jugadas de gol. El tiempo transcurrió y el partido se volvió viejo y a pesar de la entrega, el buen futbol y la garra mostrada por los dirigidos por Jaime Lozano, los visitantes se llevarían los tres puntos.



11 visualizaciones0 comentarios